La comunicación que no llega

La estrategia de comunicación que una empresa desarrolla e implementa, no siempre da los frutos esperados por muchos motivos, ya que no siempre es sencillo llegar a nuestro público, con un mensaje que visto desde dentro de la empresa, se entiende como claro y fácil de comprender.

¿Cuántas veces hemos tratado de comunicar algo a nuestros clientes, o clientes potenciales y nos hemos quedado ahí…, tratando de?… porque adicionalmente a ese mensaje “no percibido” o  “no comprendido” por el cliente , se une el desconocimiento de las empresas de no saber medir el alcance, positivo o negativo de nuestras intenciones persuasoras.

Es como decir, que es casi tan malo, tratar de comunicar algo y pensar que lo hemos logrado, como no llevar a cabo ninguna acción de comunicación. Al final, en la medición de los resultados, está la clave, pero en muchas ocasiones tampoco se lleva a cabo una valoración tras la acción de comunicación, por lo que no concluimos en si esta ha dado sus frutos o no.

Mensaje no comprendido

Las empresas se enfrentan a retos que son muchas veces obstáculos que superar en torno a la comunicación. Hay 4 barreras claras que toda empresa debe tener presente al dirigirse a su público:

  1. Existencia de una desigualdad generalizada en la población. Por lo que no podemos preparar el mismo discurso a todos, ni vamos a llegar a todos a través del mismo canal.
  2. Consecuencias de una extendidísima globalización. Hay que ser cautelosos, no discriminantes y envolventes con nuestro mensaje para poder llegar a todos de un ni.
  3. Conciencia medioambiental de los usuarios. Este punto es importante en función a lo que queramos comunicar, pero hay que tener siempre en mente lo positivo que un carácter “green2 aporta a nuestra empresa.
  4. El entorno cada vez es más variado y cambiante. Esto es un hecho, y las empresas lo saben, pero no está de más tenerlo siempre presente.

Con todo esto, sabemos que los nuevos consumidores denominados milenials, buscan nuevos productos y servicios que satisfagan sus necesidades de un modo inmediato y sumamente acertado, por lo que todas las empresas debemos (nos incluímos nosotros mismos) estar mucho más atentas de lo que ya supuestamente estamos para adecuar nuestra oferta y lo que es más importante, como la comunicamos. Pero, para poder afinar en este punto, necesitamos saber qué buscan exactamente los milenials, ya que esto ayudará a las empresas a preparar, definir e implementar mejor sus mensajes de comunicación.

Consumidores digitales

 

Veamos resumidamente que buscan este nuevo tipo de usuarios:

  • Buscan contenidos digitales ante todo.
  • Son consumidores activos, por lo que buscan empresas activas, que mantengan campañas, promociones y ofertas vivas con las que interactuar e incluso, poder viralizar.
  • Son perfiles altamente sociales, buscan el contenido social de cada empresa y quieren interactuar con él.
  • Quieren tener la posibilidad de crear contenido ellos mismos, por lo que las empresas deben facilitar ese carácter creativo cuando el cliente lo demande en sus comunicaciones, campañas, etc.
  • Son exigentes en cuanto a la oferta, y ala vez muy volátiles en cuanto a la fidelidad, por lo que buscan el mejor producto y el mejor precio, buscan al mejor postor.
  • No son todos iguales, (afortunadamente ;-)) por lo que las empresas tendrán la ventana abierta a multitud de posibilidades para atraer su atención, conociendo de antemano sus preferencias, necesidades y posibilidades.

 

Con todo esto, creemos que todo diseñador de la estrategia de comunicación corporativa de una pequeña o mediana empresa, debe tener en cuenta lo siguiente:

No comunicación

1. Diseñar una estrategia de comunicación a corto, medio y largo plazo.

Una estrategia de comunicación eficaz siempre define los objetivos tanto para el mes que viene, como para dentro de cinco años.

2. ¿Cuáles son la misión, visión y valores de tu negocio?.

Para empezar a mejorar tu comunicación corporativa hay que tener más que claros cuáles son la misión, visión y valores que vas a querer transmitir con tu marca. Dedicar tiempo a pensar en esto, es necesario y muy recomendable, ya que, una vez establecidos, son muy difíciles de cambiar en la mente de los consumidores.

3. Realizar un plan de medios. 

Los medios de comunicación pueden ser el mayor aliado o el peor enemigo de una empresa.

4. Aprender de las grandes empresas. 

Muchas de las cosas que puedes poner en práctica en tu negocio, ya las han llevado a cabo las grandes empresas. Aprende de sus tácticas de comunicación, de sus errores y aciertos. De entre las grandes destacamos las siguientes con renombre internacional: DisneyBMWGoogleL’OrealMr. WonderfulInditexAppleRepsolBP, etc…

5. Estudiar a tus consumidores. 

Hoy en día los consumidores quieren sentirse únicos y especiales. Analizarles, conocerlos y saber qué quieren mejor que ellos mismos es otro de los grandes propósitos en los que debería trabajar tu empresa. Cada vez hay más tipos de consumidores y las nuevas generaciones tienen hábitos de compra muy específicos que hay que conocer y entender.

6. No tener miedo a pedir perdón.

Una de las principales claves del éxito es saber pedir perdón cuando tu empresa comete un error, o ha tenido un conflicto con un cliente. Es necesario dar la cara, dar las explicaciones pertinentes cuando sea necesario y enmendar el error, tratando de retomar de nuevo la confianza del cliente que se ha visto “tocado”, y de todos aquellos que están siendo testigos de lo ocurrido.

7. Trabajar en la reputación online de tu marca.

Estamos en la era digital y tus clientes te buscarán y te conocerán a través de lo que se diga de ti en internet. Por eso es primordial cuidar tu reputación online y tu marca personal.

8. Dedicar tiempo y recursos a la comunicación interna.

Muchos empresas se centran únicamente en su comunicación externa, olvidando que la comunicación corporativa también es establecer una relación y una fidelidad con los trabajadores. Dedicar tiempo y recursos a generar esa comunicación interna para que sea bidireccional, es clave para mejorar el rendimiento y la satisfacción de tu equipo.

 

Quizás al leer todos estos tips, podemos pensar qué estamos haciendo bien,  y qué estamos haciendo mal. Lo importante de todo esto es que sepamos actuar a tiempo y paso a paso ir mejorando nuestra comunicación con los clientes y clientes potenciales. Así que vamos a dejaros unas cuantas frases inspiradoras que a nosotros nos resumen bastante bien, todo lo planteado hoy en este post sobre la comunicación que no llega.

Comunicación: Ayudadme a comprender lo que os digo

 

Margaret Miller comunicación

 

George Bernard Shaw comunicación

 

Robert Gately comunicación

By | 2017-04-12T08:23:59+00:00 12 abril 2017|Comunicación|Sin comentarios

Deje su comentario